Virtualización de servidores sin mediación

Programas de virtualización compilados en el interior del kernel

La diferencia más destacada entre los KVM VPS y casi todos los demás modelos de servidores virtuales se fundamenta en el método de virtualización específico. Con KVM, ya no se necesita ejecutar otras aplicaciones de virtualización en el anfitrión – en cambio las instrucciones del software necesarias se compilan dentro del sistema operacional del host. Este proceso acaba por mitigar considerablemente el impacto de la asignación de recursos de hardware para utilizar módulos extra y a su vez hace los mismos recursos disponibles para las máquinas guest. La falta de un tal nivel de comunicación además acorta los tiempos de espera de entrada/salida, haciendo, de manera efectiva, que su VPS funcione mucho más rápido.
Virtualización de servidores sin mediación

Aprovechamiento de los recursos más efectivo

Utilización eficaz de los recursos del servidor

Normalmente las instancias huéspedes no pueden funcionar si no hay una capa adicional que las conecten con el servidor físico que se haga cargo de la administración de recursos. Esta situación da lugar a una disponibilidad de recursos demasiado reducida que las máquinas virtuales podrían utilizar. Con los Servidores Privados Virtuales KVM, la capa adicional se elimina, ya que el sistema de virtualización se compila en el interior del sistema operativo de la máquina anfitrión. De esta forma, el total de recursos facilitados por la máquina anfitrión pueden ser aprovechados por los VPS que hay. Dicha disponibilidad de recursos le proporciona un estímulo adicional que se necesita si quiere que sus páginas o aplicaciones web se distingan de la competencia.
Aprovechamiento de los recursos más efectivo

Una libertad ilimitada de sistema operativo

Cargue el SO que desee

En la mayoría de las ocasiones, al obtener un Servidor VPS, usted se ve obligado a elegir un conjunto limitado de SOs, por la falta de otros que sean compatibles con el software de virtualización. No obstante, los Servidores Privados Virtuales KVM no suelen requerir programas de virtualización de ningún tipo – estos se comunican de manera directa con la máquina física. Lo que se convierte en una ventaja permite optar por más o menos todo y cada uno de los sistemas operativos que se pueda instalar en el servidor en concreto. ¿Desea instalar la distribución BSD en su Servidor VPS? Dicho y hecho. ¿Y qué pasa con el Windows? De acuerdo.
Una libertad ilimitada de sistema operativo
  • Centro de Datos de EEUU
  • Centro de Datos de EEUU

    Steadfast, Chicago, IL